jueves, 16 de febrero de 2012

Pastoreño me confieso

Pastoreño, me confieso,
pastoreño, toa mi vida.

Pastoreño yo nací
por una herencia prendida
que llevo en el corazón
de mis padres recibida.
Pastoreño, me confieso,
pastoreño, toa mi vida.

Pastoreño, el amor mío,
pastoreña mi semilla
y la luz que llevo dentro
y el alma entera ilumina.
...Y seguiré pastoreño
por muchos años que viva.

Yo llevo a gala,
y esa es mi gloria,
ser pastoreño.

De Cantillana yo soy
y a gala también lo llevo,
pero mucho más me gusta
decir que soy pastoreño,
¡que la Divina Pastora
es la madre que yo tengo!


Por el día y por la noche
pastoreño me confieso.

En la pena, en la alegría
y aunque yo me vaya lejos
de mi pueblo y de mi gente
y me lleven otros vientos.
Por el día y por la noche
pastoreño me confieso.

Y, cuando llegue la hora
de que se apaguen los fuegos
y se apaguen las palabras,
lo mismo estaré diciendo:
me seguiré confesando
¡pastoreño, pastoreño!


Yo llevo a gala,
y esa es mi gloria,
ser pastoreño.

De Cantillana yo soy
y a gala también lo llevo,
pero mucho más me gusta
decir que soy pastoreño,
¡que la Divina Pastora
es la madre que yo tengo!
.

Aurelio Verde Carmona

Audio

No hay comentarios: