lunes, 8 de febrero de 2010

Siempre el Pueblo




No se puede cuestionar el protagonismo del pueblo en nuestra fiestas y en todos los logros alcanzados por nuestra Hermandad, es el pueblo quien con sus aportaciones económicas sustentan esta institución y quienes con su participación hacen posible que nuestras fiestas tengan el esplendor y la autenticidad que le valieran ser reconocidas en el 2003 con la declaración de interés turístico que gozan gracias a las admirables gestiones de nuestra Junta de Gobierno.

La historia de nuestra Hermandad está jalonada de acontecimientos en los que la participación del pueblo es más que evidente; es el pueblo el que hace suya todas las iniciativas tomadas por la Junta de Gobierno, es por ello que la Junta tiene que estar al servicio de sus Hermanos. Hace apenas cinco años, los Pastoreños actuales tuvimos la inmensa suerte de vivir un acontecimiento único, y también inesperado. Un evento donde esa simbiosis entre el pueblo y su Pastora y viceversa se hizo aun mas intima, cuando todos tuvimos el privilegio de poder portar sobre nuestros hombros a la Pastora Divina. Fue el pueblo el que llevó a la Virgen y fue el que hizo de esa romería de 2005 algo memorable que jamás olvidaremos.

A todos los miembros de la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad tenemos que agradecerle que nos brindaran esta oportunidad, esa romería única, porque extraordinario fue el hecho de que todos los Pastoreños y Pastoreñas tuviésemos la ocasión de sentirla sobre nuestros hombros, los documentos gráficos hablan por sí solo cuando vemos las caras de emoción de todos al portar a la Pastora Divina en sus hombros, todos los corazones unidos bajo sus andas, las que nos cedió la Hermandad del Roció de Sevilla.
La instantánea que ilustra este articulo da fe de ello y nos invita a reflexionar sobre lo fundamental que somos todos para el futuro de nuestra Hermandad, al igual que el pueblo en esa romería de 2005 llevábamos en nuestros hombres la Imagen de la Virgen, somos ahora llamados por Ella para llevar hacia buen puerto los destinos de su hermandad. Todos tenemos que aportar nuestro granito de arena para que el futuro de tan histórica institución sea el mejor, que a buen seguro es lo que deseamos todos los Pastoreños; Un futuro donde la sensatez, la cordura, la Igualdad y la unidad sean las notas predominantes, donde entre todos sigamos haciendo de la Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana un ejemplo inalcanzable en todos los aspectos, en lo material e inmaterial y sigamos sintiéndonos orgullosos de pertenecer a Ella.

La Candidatura de Antonio José Castaño tiene un firme compromiso con el pueblo y pretende que todos los hermanos se sientan integrados plenamente en la vida de la Hermandad abriéndose la Junta en varios grupos de trabajos que permiten dosificar la tarea y abrir la participación de los Hermanos pudiéndose abarcar más que hasta ahora y entre todos podamos engrandecer aun mas nuestra Hermandad que es el objetivo que todos tenemos.

José Manuel Barranca Daza

1 comentario:

juan.gf dijo...

estamos muy de acuerdo contigo, sin la participación de todos ,este gran proyecto no tendría sentido.