viernes, 19 de febrero de 2010

Nuestra hermandad: un proyecto realizable, si tú quieres

.

Hermanos/as pastoreños/as, llega el tan deseado/temido fin de la etapa de las candidaturas, el domingo toca a los pastoreños hablar, contamos con que cuando lo hagan solo tendrán en cuenta un fin, el mejor para su institución; ellos son los que tienen la responsabilidad de designar la futura junta de gobierno que durante los próximos 6 años (no durante 6 novenas, 6 romerías o incluso 6 septiembres, sino durante los 2.190 días que estos años encierran), regirán nuestra tan querida hermandad. Nuestros proyectos están en las manos de todos vosotros, pastoreños, vuestra voluntad hará que estos sean una realidad tangible o queden como un sueño ilusionado de 15 locos dispuestos a trabajar por su Divina Pastora y la hermandad. Tengo la certeza de que el día 21 todos los pastoreños ejercerán su derecho responsablemente, pensando que la hermandad de la Divina Pastora hoy por hoy es por fortuna un complejo entramado con un alto nivel difícil de mantener, alcanzado con mucha entrega de años y años.

Siendo realista, estoy seguro de no estar equivocado si os digo que hoy en día es imposible ver un proyecto más vivo que este nuestro. La web oficial y el blog “Yo soy pastoreño”, de apoyo a nuestra candidatura, son fiel reflejo de ello (casi 20.000 visitas en un mes corto de vida lo atestiguan), visitas que en ningún momento han estado motivadas por el morbo de comentarios destructivos de personas anónimas, los cuales han terminado cerrando otras páginas. En nuestras páginas la llamada para sus visitantes ha sido exclusivamente la ilusión por nuestros proyectos y el amor a la Divina Pastora vertido en las mismas, hecho siempre con todo el respeto y de la mejor forma, con palabras propias de cada uno y su firma, así todos nos conocemos y sabemos quién se dirige a nosotros.

Asimismo os digo, con toda sinceridad, que me llena de alegría cuando alguien dice o escribe algo sobre “la candidatura de Antonio José Castaño”, porque es así, la candidatura. No hay personalismos, no se busca el reconocimientos de nadie y me agrada ver cómo todos lo han asumido así rápidamente. Aquí no hay una estrella, un referente, hay una cabeza porque tiene que haberla, alguien que recoja las ilusiones y ganas de trabajar para transmitirlas a todos y “hacer tirar del carro”. Creo tener un buen maestro en este tema, alguien discreto y sin pretensiones personales, aunque no pretendo llegar a su nivel, una persona que jamás dudó lo más mínimo en entregar su vida a la hermandad y su Pastora, de la forma más literal, porque, créanme, tengo razones más que suficientes para decir que es así: 36 años viviendo junto a él me lo garantizan, aunque últimamente algo tan contrastable y evidente queda en tela de juicio para unos pocos. Volviendo a lo dicho anteriormente, este es un proyecto de hermandad, de todos, no pretende ser un proyecto llevado por una o dos personas, una/s familia/s o dos o tres grupos.

Es un proyecto joven e innovador, pretende delegar parte importante de la vida diaria de la hermandad en sus hermanos, en cada una de las áreas que forman nuestra corporación trabajarán de forma habitual casi 150 hermanos, lo que dará al pueblo una participación que hasta la fecha no ha tenido y merece tener. Vosotros lo merecéis y demandáis.

Nuevamente deseo reiterar que para nuestra candidatura los pastoreños son el principal activo de nuestra hermandad y son los únicos responsables, céntimo a céntimo, del incremento patrimonial de la misma, posible gracias a gestión de la totalidad de la actual junta de gobierno encabezada por Antonio Castaño. Acreditan esta responsabilidad directa de los hermanos en este el incremento patrimonial la aprobación en Cabildos Generales Ordinarios de: el incremento de las cuotas anuales (en 2006), un pedido extraordinario (en 2008 para salvar la diferencia económica con el presupuesto anterior) así como la incansable presencia de estos en cada una de las fiestas extraordinarias organizadas para recaudar fondos para los magníficos faldones del paso. En cada uno de estos actos extraordinarios los hermanos se comprometieron directamente en el incremento patrimonial, por eso son ellos y sólo ellos, los responsables del mismo.

En esta recta final agradezco en nombre de toda la candidatura la acogida que la misma ha tenido entre los pastoreños desde su nacimiento y las innumerables muestras de apoyo obtenidas, tanto en la multitudinaria asistencia a la casa de la cultura, pese a lo adverso de las condiciones climatológicas, como en las decenas de personas que tan sensatamente han puesto su grano de arena ilusionados con nuestros proyectos, tomados como propios, como debe ser, desde la web de apoyo a la que es su candidatura.

En fin, no quiero extenderme más, solo insistir en la responsabilidad que para cada pastoreño supone el próximo Cabildo General de Elecciones del domingo, en el todos y cada uno de los hermanos tienen en su mano el destino de la hermandad.

Me despido de todos pidiendo vuestra asistencia a la llamada del cabildo, deseando que este sea para nuestra hermandad como la primera llamada al paso de nuestra bendita madre el 8 de septiembre, que todos seamos costaleros pastoreños y a esta llamada demos a nuestra hermandad el más fuerte de los impulsos: ¡Al cielo con la Reina de Cantillana!

Pastoreño, el futuro lo decides tú.


¡¡VIVA LA PASTORA DIVINA!!

¡¡VIVA LA DIVINA PASTORA!!

¡¡VIVA SIEMPRE LA MISMA!!

¡¡VIVA LA HERMANDAD PASTOREÑA!!


Antonio José Castaño López
candidato a hermano mayor

.

1 comentario:

juan.gf dijo...

tu artículo transmite seguridad, sensatez, lealtad, honradez, conocimiento de la realidad, convencimiento....., transmite PASTOREÑISMO, tal como debe ser entendido por todos los que deseamos lo mejor para el futuro de nuestra HERMANDAD.